El imaginero no debe trabajar para museos, sino para su pueblo.

Pedro Huertas Herrero, tallista e imaginero.

sábado, 15 de junio de 2013

Restauración de Santa Bárbara. (Madrid).

Se trata de una imagen de Santa Bárbara perteneciente a la parroquia de Nuestra Señora de las Maravillas, Santos Justo y Pastor de Madrid. Datada del s.XVIII, es una imagen que llego a la escuela de Arte de La Palma de Madrid, donde ha sido restaurada, en bastante mal estado.
La imagen no tenia brazo derecho, mano izquierda y varias partes del manto y los pies.

Estas son algunas comparaciones del antes y el después de la restauración:



Proceso de restauración.
Se realizan las partes que faltan en la talla, en este caso el brazo derecho, la mano izquierda y todos sus atributos, la palma como símbolo de mártir, la torre donde fue encerrada y la espada con la que fue decapitada.




    
Una vez talladas y encoladas las piezas, se entelan uniones, grietas y nudos de la madera, para evitar que la madera dilate y deteriore toda la policromía.




 Se aparejan las piezas nuevas y las zonas dañadas que ya existen. Una vez aplicado el aparejo, se lija dejándolo pulido.



 Al tener restos de oro y de partes estofadas en el manto, se doran las partes que lo continúen, así como la empuñadura de la espada y la espada. Pero antes de dorar la imagen, se deben embolar. El bol es una tierra que sirve de base del oro. Una vez aplicado el bol, se pule.



Con el bol pulido, se procede al dorado.



Para la policromia de la túnica y del manto, se ha utilizado temple al huevo, que nos sirve para estofar el oro después.

El estofado consiste en cubrir con temple el oro, y antes de que endurezca, raspar con una punta de madera de boj, y realizar el dibujo que se desee.




Por último, se realiza el resto de las partes que vayan policromadas con óleo, como es el caso de la torre, los pies, las manos y la espada.

Para la cara, se realizó una limpieza de la policromía, para después, integrar el color y dejarla uniforme, al igual que el pelo.



Este es el resultado final de la imagen.